La Saeta, Venablo enamorado

 

La Saeta (Venablo enamorado).

En estos días de Semana Santa, toda Andalucía se apresta a vivir con intensidad los desfiles procesionales de sus imágenes religiosas. Cuando gran parte del Orbe católico se prepara para interiorizar su fé, para profundizar en ella en esta semana de pasión, Andalucía, como no podría ser de otra manera, exterioriza su devoción, la saca a la calle, viste de gala sus imágenes, y las pasea por todas sus ciudades en estación de penitencia.

Pero no es mi intención ensalzar las excelencias de la Semana Santa tal como se vive en Andalucía. No es mi intención hablar de la belleza de sus incomparables tallas, de sus tronos, de sus cofradías, del innumerable acompañamiento de nazarenos, de la pléyade de penitentes que acompaña el caminar pausado de las procesiones.

Quisiera hablaros de la saeta, como una de las más genuinas manifestaciones de nuestra Semana Santa.

Cuando uno escucha por vez primera el canto desgarrado de una saeta, se encandila inevitablemente de su fuerza, su pasión, el misterio que entraña, y queda seducido, enamorado, de esa sublime forma de oración.

Son inciertos los orígenes de la saeta. Parece ser que los antecedentes más antiguos se remontan al último cuarto del siglo XVII. Se trataba de unas coplas lentas y parsimoniosas conocidas como “penetrantes”, y serían cantadas por religiosos fundamentalmente franciscanos y capuchinos y tenían como objeto “golpear” la conciencia de los pecadores.

Esta saeta primitiva, esta saeta “penetrante”, con el transcurso del tiempo pasa al pueblo que adquiere ese recurso religioso y lo hace suyo como forma de exaltación popular a las imágenes de Jesús o de María. Aunque hasta hace poco tiempo se ha creido que esta incorporación al acerbo popular se realiza en la segunda mitad del siglo XIX, documentos recientes sitúan manifestaciones cantadas por el pueblo llano con la denominación de saetas en las postrimerías del siglo XVIII. De forma que podemos datar en estas fechas el nacimiento de la saeta popular.

Con posterioridad, corriendo ya el siglo XX, su incorporación al mundo del flamenco, se efectúa de la mano (mejor de la voz), de cantaores como Manuel Centeno Enrique el Mellizo, Antonio Chacón, Manuel Torre, La Niña de los Peines, Manuel Vallejo como exponentes más destacados de ese aflamencamiento de la saeta, llegando así hasta nuestros días.

Algunas formas de saetas poco comunes son la saeta vieja o primitiva de Puente Genil, la saeta cuartelera, derivada de esta, saeta samaritana de Castro del Rio y, como formas más comunes nos encontramos con la saeta por seguirillas y la saeta por martinetes.

No quiero terminar esta entrada sobre la saeta sin tener un emocionado, un entrañable recuerdo para alguien que cantaba las saetas como nadie. Se trata de Quico, el padre de Toñi, mi suegro. Enorme cantaor que no figurará en los anales del flamenco, pero que cantaba como los propios ángeles y que fue cabal y flamenco hasta el fín de sus días.

Como anécdota, los trajes de comunión de mis cuatro hijos, fueron regalo del abuelo Quico, fruto de otros tantos premios conseguidos precisamente, en concursos de saetas.

Quiero mencionar también a Juana, Mª José y Rafa, tres grandes amigos nuestros, buenos cantaores de saetas, que año tras año, utilizan este cante de muy difícil interpretación, para honrar a Jesús y a la Virgen al paso de sus imágenes en la noche de la Semana Santa cordobesa.

 

VENABLO ENAMORADO

¡Da la orden, capataz!

Para el paso, costalero,

que Cristo quiere escuchar

la oración del saetero.

 

El gentío se ha callado,

las trompetas enmudecen,

el sentido, enajenado

y el alma que se estremece.

 

El cante, surcando el aire,

es venablo enamorado,

que quiere tapar la sangre

que mana de su costado.

 

Saeta por seguirillas,

no hay oración más hermosa,

para secar las mejillas

de una Madre Dolorosa.

 

¡Da la orden, capataz!

Levántalo, costalero.

Que ya termina, llorando,

Su oración…el saetero.

Pepe.

 

Os dejo como botón de muestra, una saeta de Diana Navarro. Peca de virtuosismo, cantada con micrófono y, por tanto, no espontánea, pero posee una hermosísima voz.

 
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a La Saeta, Venablo enamorado

  1. Jesús dijo:

    La primera vez que escuché una saeta era yo muy niño, muy pequeño. Quizá no tuviera más de 4 ó 5 años. Ese día lloré sin saber por qué. Después lo supe. Gracias, Pepe. Un abrazo y felices Pascuas.

  2. Gabriela dijo:

    ¡Qué interesante Pepe, lo que aquí compartes! Pues, para mí una saeta era tan solo una especie de flecha (perdón por mi ignorancia) y esto es lo grandioso de compartir costumbres, cosas tan propias de cada lugar… una también aprende cosas nuevas, gusta de ellas, las descubre y se va enriqueciendo día a día. Un placer entonces escuchar las saetas andaluzas, recrearse en su lectura y aproximarse a tradiciones que nos son desconocidas.Besos al vuelo!Gaby*

  3. _Mir dijo:

    Hola Pepe….hermoso lo q has dejado..siempre es un placer leer tus entradas..esa Saeta,,es emocionante….felices pascuas…..un abrazo grande…..ah..no puede entrar a la direccion q me has mandado…..

  4. SILVIA......DE TODO UN POCO. dijo:

    hola Pepe¡¡¡que lindas costumbres tienen, la verdad, me gusta ver como cada pueblo lo celebra de manera distinta¡¡¡te dejo un fuerte abrazo, y el deseo de que pases unas lindas pascuas

  5. mariluz dijo:

    El domingo estuvimos escuchando saetas en la procesion de la esperanza. Yo no me acuerdo de como las cantaba el abuelo pero quien venia conmigo si ,y dijo que las cantaba de maravilla .

  6. Carmeta dijo:

    Perdó te puse Pepa…un error grande, PEPE

  7. Carmeta dijo:

    Pepa una entrada hermosa como es la saeta.Gracias por tu comentario y palabras bonitas hacia mi niña.Te deseo unas felices pascuas, con todo mi cariño.UN abrazo me siento agradecida port u amistadCarmeta

  8. Huellas-Oriana dijo:

    Hermoso y emocionante! ha de ser maraviloso estar alli y disfrutar de todo eso..Gracias por compartir tán emotivo relato..besotes! Oriana..Enamorada de la Vida!

  9. tere dijo:

    muy bonito. Yo no soy muy religiosa, es más, no creo en la iglesia, pero si que me gustan las tradiciones, y está claro que la semana santa más bonita es la de Andalucía, y que no se me ofenda nadie. Como curiosidad te diré que de pequeña me daban pánico las procesiones de semana santa, tantos señores con capirotes me asustaban.besos

  10. Aire dijo:

    Hola, ola de mar…Sabes? No soy religiosa, pero esos cantos, me ponen el vello de punta, da igual lo que digan, es cómo lo dicen, la pasión que entregan en ese canto, es ese sentimiento tan f uerte el que me emociona.Un beso, del Aire disperso

  11. Neogéminis dijo:

    Una tradición muy emotiva y pìntoresca. Gracias por traerla y mostrarla.-un abrazo.

  12. Nada dijo:

    Pepe,la Saeta tiene por sí mima su porpia identidad.Cömo me gusta el cante hondo,y cómo la Saeta.Se siente en ella lo profundo,el poema que penetra hasta el ….alma¡¡.A tu suegro Quico ,seguro no le importó lucir en carteles,si no su capcidad de cantar para deleite de los demás y para el suyo propio.Si tuviste la oportunidad de escucharle,como bien dices,ya es un lujo¡¡AHH,creí que la Saeta que dejaste era popular,pero ya veo que la has escrito tú. Qué Pasada de poema¡¡¡¡como dicen los jovenes¡Artista¡¡¡De Diana Navarro qué puedo decir?Mejor,escucharla¡BesucosGó

  13. A dijo:

    DEbe ser emocionante escucharlo en directo, mientras la procesión sigue su marcha.La música está en cada faceta humana, no podía faltar, mucho menos en andalucía.:DY me voy con algo nuevo aprendido! Un besito y feliz semanaÄfrica

  14. Hades dijo:

    Hola Pepe, me has llegado al alma. Es uno de los momentos más bonitos de mi infancia, la noche de un jueves santo, el olor a incienso y una saeta al Nazareno llena de lágrimas. Te mando un beso y que disfrutes de esta Semana Santa, creo que te gusta tanto como a mi. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s