Sábados literarios de Mercedes.

¿Pero quién mató al gato? Sábados literarios de Mercedes

 

En la casa colindante con la de Doña Remigia, vivía Luis, completamente solo desde que, hace ya diez años, falleciera Manuela, su esposa.

Luís era invidente desde hacía 20 años.Jubilado de la ONCE, estaba bien económicamente y era autosuficiente para las tareas del hogar, a pesar de su invidencia.

Pese a ser un hombre tímido y algo huraño, tal vez debido a su escasa vida social, gozaba del respeto y la comprensión de las gentes de su entorno más próximo que procuraban hacerle la vida lo más llevadera posible.

Con Doña Remigia, tenía una relación que podríamos calificar de políticamente correcta. Se saludaban, conversaban a veces si se encontraban en la puerta de casa, incluso en las onomásticas y acontecimientos especiales, en una demostración de buena vecindad, se invitaban a comer en alguna de las dos casas.

Tan sólo una sombra enturbiaba esta relación de vecindad. Debido a su invidencia, Luís tenía perfectamente delimitados los espacios en su casa. Era condición indispensable para moverse en su hábitat doméstico sin miedo a tropezones, caidas, magulladuras y todas las lógicas consecuencias de su falta de visión.

Pues bien: Este hábitat era a menudo trastocado por las desenfrenadas incursiones que Robespierre, el gato de doña Remigia, efectuaba en sus dominios en busca de comida o usando su casa como casa de paso para sus incursiones amatorias.

Luís, hombre prudente, jamás le comentó a doña Remigia los desafueros de su gato, y fué acumulando un odio visceral contra el intruso.

Aquella tarde, dejó volar su imaginación a los tiempos en que poseedor de una completa y aguda visión, pateaba los campos con su escopeta en busca de perdices y en los que,  a veces en la noche,  ponía lazos corredizos para atrapar conejos, habiendo desarrollado una extraordinaria habilidad en este menester.

Recordó que, con motivo de su cumpleaños, había quedado en casa de doña Remigia, para compartir con ella un rico asado, y con cara extrañamente sonriente como si preparara alguna travesura, se dispuso a encender el horno, después de aderezar convenientemente una pieza que, por su forma y tamaño, parecía una espléndida liebre de campo.

A las once de la noche, una anciana y un invidente, en un acto de buena vecindad, daban cuenta del magnífico asado, regado con un buen vino que propiciaba una distendida conversación de sobremesa durante la cual doña Remigia se quejaba amárgamente de la desaparición de su gato, mientras Luís hacía esfuerzos por consolarla de tan lamentable pérdida.

Al filo de la medianoche, Luis abandonaba la casa de doña Remigia, después de tirar los huesos rechupeteados del magnífico asado, tras la alacena de ésta, sin haber abandonado en ningún momento la aviesa sonrisa que le acompañó desde el mismo momento en que comenzó los preparativos de esta magnífica velada.

En el fondo de su bolsillo, como recuerdo de la misma, un collar con un cascabel, un pequeño diamante y un nombre: Robespierre.

Nunca llegó a descubrirse al autor de la muerte de Robespierre. Doña Remigia, sospechando de alguno de sus diez nietos como autor material de esa muerte, desheredó a todos y nombró heredero de sus bienes a su invidente vecino Luis.

Pepe.

Este sábado conduce el bus literario Mimí y podéis enlazar con ella para leer al resto de los compañeros de viaje, en :

http://xqsabes.spaces.live.com/blog/cns!202B4EDE27472E09!11582.entry

Anuncios
Esta entrada fue publicada en RELATOS. Guarda el enlace permanente.

21 respuestas a Sábados literarios de Mercedes.

  1. rosa dijo:

    Magnifica forma de mantenernos en vilo con tu relato. Y si, yo tambien pasare mas amenudo por tu espacio para seguir descubriendo cosas.Un beso

  2. ShaO dijo:

    plas plas plas. Estoy entusiasmada, ya sabes que a mí los relatos "negros" como Robespierre (eso lo acabo de inventar jaja) me chiflan. Te felicito porque no has dejado cabo sin atar, otro crimen perfecto. Como perfecto espero que te llegue este abrazo inmenso que te doyhttp://mardeazucar.blogspot.com/

  3. Irlanda dijo:

    Muy buena historia , me recuerda a historias para no dormir, o la dimensión desconocida.Vaya con el ciego, que vengativo nos salio, y perverso, eso de dar a comer al pobre minino a la dueña, es rebuscado en cualquier mente.Un petó amigo.

  4. F. dijo:

    Me gusta como vas desgranando la historia, el nombre del gato, maravilloso y el final, sorprendente.Un saludo.

  5. Neogéminis dijo:

    uyyyyyyyyyyyy qué tétrico relato!!!! jajaja…y qué maléfica manera de vengarse!!..este Luis no era para nada un vecino, como aparentaba al comienzo del relato!!! jajajaja es más, su crueldad llegó al límite de compartir a sabiendas el gato asado!!! jejejeTe dejo un abrazo Pepe…y me voy lamentando lo del pobre gato! jajajaja

  6. Blanca dijo:

    Que tu día transcurra en serena alegría y nada perturbe tu Paz.http://corrientita.iespana.es/

  7. Pepi dijo:

    Querido amigo Pepe, yo venía a darte las gracias por tu pagina, que ya la tenía localizada y pienso llamar por teléfono el lunes (es en la isla de Tenerife) pues bien ¿que me encuentro? un relato magnifico, es genial, me ha gustado mucho, mucho, la trama viene muy bien hilvanada, me recordó una película de Alfred Hitchcock, en la cual la protagonista mata a su marido con una pata de cordero congelada (el señor era muy malo) después la mete al horno y cuando viene la policía los invita a cenar, por supuesto el caso quedó cerrado por falta de pruebas. Aquí el invidente salió muy bien parado. De verdad que ha sido una primera incursión muy afortunada, te felicito de todo corazón, y gracias de nuevo. Besitos.

  8. Lucia dijo:

    Ay ese invidente, se salio con la suya , hizo quedar mal a los nietos. Pero su conciencia cómo quedo?Me gusto el relato, pobre anciana comió de su propio gato y lo más triste es que le gusto.besos, buen finde.

  9. alfredo dijo:

    Como "La cena de los idiotas" sólo que el idiota que sabía que estaba comiendo gato por liebre, hizo de tripas corazón, aquella herencia bien valía un gato asado entre pecho y espalda, (y luego decimos de los nietos….)Acida historia de humanos que se tratan como animales.Bienvenido y un abrazo

  10. Mimi dijo:

    Lo he vuelto a releer y el humor tan tremendo del final, esa ironía, es buenísima!!

  11. gustavo dijo:

    T0MATES VERDES FRIT0S…ALGUNA N0TICIA…TRIBUS QUE SE C0MEN L0S SES0S DE USS HERMAN0S…A T0D0 EST0 ME LLEVAD0 TU RELAT0, J0SE…Y 0LE¡¡¡AHHH, TAMBIEN AUNA PELI EN LA QUE ALGUIEN TRAS C0MER, JUNTA L0S HUES0S QUE DARAN C0M0 RESULTAD0 UNA MAN0…ESTA0Y DE CANÍVAL, A L0 QUE VE0¡¡SALUD0S,PEPE.

  12. Misk dijo:

    Hubo una época q daban gato por liebre y yo deje de comerloya sabes los pensamientos voladores, q sádico el tio comiéndosea robespier, xd solo de pensarlo y a todo esto yo q tengo un amigo un tanto extraño llamado luis ahora lo mirare detenidamente jaja, bueno, muy bueno el relato y entretenido.Misk

  13. casandra dijo:

    Me he entretenido mucho con tu relato. A Robespierre como a otros que he visto antes, le van mucho las papas bien doradas, como final de historia.Me ha gustado mucho visitarte y leerte y volveré seguramente (tal vez me encuentre yo también un diamante en el camino, jajaja)Un saludo muy afectuoso.

  14. A dijo:

    Toma ya! Jajajaja!Pero menos mal que no tengo nada en la boca que tragar ahora, el robespierre asado me lo impediría,jajajajja!No sé por qué he recordado los restaurantes chinos….¿? Ô_ÔUn besitoÄfrica

  15. maria josé dijo:

    Buenisimo tu relato de Robespierre y el vecino. Pobre gato, eso le pasó por lascivo y glotón. Enhorabuena. Besos

  16. Nada dijo:

    Pepe,la narración es genial,pero iba leyéndote mientas coimía un bombón y al imaginar la comilona del pobre minino,se me revolvió todo¡¡¡Ayyyyyyyyyyyyyy.Y la vecina,culpando a los nietos,les desheredó .Mira el ciego¡¡¡¡ La picaresca no ha acabado en la literatura ni….en la vida.Aplausos a tu narración.BesucosGó

  17. Mª JOSE dijo:

    AUNQUE ESTOY DE VACACIONES,PEPE,NO HE PODIDORESISTIR LA TENTACIONDE ENTRAR A UN CIBER Y LEERTE.¡¡MARRAVILLOSO RELATO!!MIL BESOS Y HASTA SEPTIEMBRE.BESOS.MJ

  18. Mimi dijo:

    Jajjaja, me ha encantado tu Robespierre! Qué bueno! Qué risas más malvadas te habrás echado escribiendo esto!!Sólo te falta un detalle, al final del texto debes poner algo así como …Este sábado conduce el bus literario Mimí y podéis enlazar con ella para leer al resto de los compañeros de viaje.y añades la dirección donde yo subo a la gente a medida que voy colgando:http://xqsabes.spaces.live.com/blog/cns!202B4EDE27472E09!11503.entryFelicidades por esta tremenda primera incursión en los Sábados literarios!!

  19. Aire dijo:

    Magnífico Pepe! Me ha encantado tu relato..fijate, que yo me atrevo…creo que no tengo imaginación directamente. Ya le vale al cieguito, pobre gatoooooooo, le has matado!!! Jooo….Me encantóUn besoAire

  20. Verónica dijo:

    Fabuloso relato Pepe. Nos tenés acostumbrados a lo bueno, sin dudas…Te dejo un abrazote y mis mejores deseos para este fin de semana.

  21. NORHA E. dijo:

    Que magnifico relato, pero lo que me ha encantado es que es un suceso de la vida real! No todos los cuentos son mentiras… verdad?Abrazos y muchas sonrisas Pepe…. una magnifica participacion en los sabados literarios!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s