Hayku – 11

El tiempo irremediablemente, va llenando de cicatrices, va desgastando el corazón humano en una sangría sin retorno posible. Es aquello que hemos dado en llamar desde siempre… LEY DE VIDA.

 

 

escultura_(1)[1]

 

Desprende el tiempo,

del corazón humano,

las horas muertas.

Pepe.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en rincón de poesía (Haikus). Guarda el enlace permanente.

19 respuestas a Hayku – 11

  1. aitor dijo:

     medida que nos hacemos más viejos de espíritu, el mundo va perdiendo el encanto que tenía cuando mirábamos con otros ojos, ser consciente de ello es una crueldad de nuestra inteligencia contra nosotros. Añoro mi inconsciencia, cuando pensaba que el mundo era para mí, que podía ser lo que yo quisiera.
     
    Fijate lo que dice aire… yo también pero el espíritu se resiste porque no es carne de cañón… sigue adelante
     
     

  2. Aire dijo:

    A medida que nos hacemos más viejos de espíritu, el mundo va perdiendo el encanto que tenía cuando mirábamos con otros ojos, ser consciente de ello es una crueldad de nuestra inteligencia contra nosotros. Añoro mi inconsciencia, cuando pensaba que el mundo era para mí, que podía ser lo que yo quisiera.
    Un beso , dos
    Aire

  3. littlefairy dijo:

    Sí que así sea…
    ¿Conoces el cuento de "El Buscador"? Lo leñi en un libro de Jorge Bucay… Si me das un momento me dirijo a buscarlo…
     

    De "Cuentos para pensar"
     
    Esta es la historia de un hombre al que yo definiría como buscador
    Un buscador  es alguien que busca. No necesariamente es alguien que encuentra. Tampoco es alguien que sabe lo que está buscando. Es simplemente para quien su vida es una búsqueda.
    Un día un buscador sintió que debía ir hacia la ciudad de Kammir. Él había aprendido a hacer caso riguroso a esas sensaciones que venían de un lugar desconocido de sí mismo, así que dejó todo y partió. Después de dos días de marcha por los polvorientos caminos divisó Kammir, a lo lejos.  Un poco antes de llegar al pueblo, una colina a la derecha del sendero le llamó la atención. Estaba tapizada de un verde maravilloso y había un montón de árboles, pájaros y flores encantadoras. La rodeaba por completo una especie de valla pequeña de madera lustrada… Una portezuela de bronce lo  invitaba a entrar. De pronto sintió que olvidaba el pueblo y sucumbió ante la tentación de descansar por un momento en ese lugar. El buscador traspaso  el portal y empezó a caminar lentamente entre las piedras blancas que estaban distribuidas como al azar, entre los árboles. Dejó que sus ojos eran los de  un buscador, quizá por eso descubrió, sobre una de las piedras, aquella inscripción … “Abedul Tare, vivió 8 años, 6 meses, 2 semanas y 3 días”. Se sobrecogió un poco al darse cuenta de que esa piedra no era simplemente una piedra. Era una lápida, sintió pena al pensar que un niño de tan corta edad estaba enterrado en ese lugar… Mirando a su alrededor, el hombre se dio cuenta de que la piedra de al lado, también tenía una inscripción, se acercó a leerla  decía “Llamar  Kalib, vivió 5 años, 8 meses y 3 semanas”. El buscador se sintió terrible mente conmocionado.  Este hermoso lugar, era un cementerio y cada piedra una lápida. Todas tenían inscripciones similares: un nombre y el tiempo de vida exacto del muerto, pero lo que lo contactó con el espanto, fue comprobar que, el que más tiempo había vivido, apenas sobrepasaba 11 años. Embargado por un dolor terrible, se sentó y se puso a llorar. El cuidador del cementerio pasaba por ahí y se acercó, lo miró llorar por un rato en silencio y luego le preguntó si lloraba por algún familiar.
    – No ningún familiar – dijo el buscador – ¿Qué  pasa con este pueblo?, ¿Qué cosa tan terrible hay en esta ciudad? ¿Por qué tantos niños muertos enterrados en este lugar? ¿Cuál es la horrible maldición que pesa sobre esta gente, que lo  ha obligado a construir un cementerio de chicos?.
    El anciano sonrió y dijo: -Puede usted serenarse, no hay tal maldición, lo que pasa es que aquí tenemos una vieja costumbre. Le contaré: cuando un joven cumple 15 años, sus padres le regalan una libreta, como esta que tengo aquí, colgando del cuello, y es tradición entre nosotros que, a partir de allí, cada vez que uno disfruta intensamente de algo, abre la libreta y anota en ella: a la izquierda que fu lo disfrutado…, a la derecha, cuanto tiempo duró ese gozo. ¿ Conoció a su novia y se enamoró de ella? ¿Cuánto tiempo duró esa pasión enorme y el placer de conocerla?…¿Una semana?, dos?, ¿tres semanas  y media?… Y después… la emoción del primer beso, ¿cuánto duró?, ¿El minuto y medio del beso?, ¿Dos días?, ¿Una semana? … ¿y el embarazo o el nacimiento del primer hijo? …, ¿y el casamiento de los amigos…?, ¿y el viaje más deseado…?, ¿y el encuentro con el hermano que vuelve de un país lejano…?¿Cuánto duró el disfrutar de estas situaciones?… ¿horas?, ¿días?… Así vamos anotando en la libreta cada momento, cuando alguien se muere, es nuestra costumbre abrir su libreta y sumar el tiempo de lo disfrutado, para escribirlo sobre su tumba. Porque ese es, para nosotros, el único y verdadero tiempo vivido.
     
    Jorge Bucay
    Te dejo un abrazo Pepe!
    Qué tengamos muchas horas VIVAS! Amen
    Marta

  4. Mimi dijo:

    Me gusta la imagen y la reflexión.
    Yo también te aplaudo.
    ¡Enhorabuena!
     

  5. Eva dijo:

    Sólo puedo ponerme en pie, y aplaudir.
     
    un fuerte abrazo, siempre.

  6. sandra dijo:

    ESAS CICATRICES SON LA MUESTRA DE QUE HEMOS AMADO, Y CUANTAS MÁS TENGA ES QUE NO HEMOS PASADO EN VANO POR LA TIERRA. TRISTE DEL QUE TENGA UN CORAZÓN SANO!!!
    PEPE AMIGO, QUÉ GUSTO TAN GRANDE LEERTE, Y RECIBIR TUS VISITAS QUE SIEMPRE ABRAZAN MI ALMA.
    DESDE LEJOS TE ENVIO UN GRAN ABRAZO QUE TE LLEGUE CERCA.

  7. NORHA E. dijo:

    Que hermoso! me encantan tus haiku!!! y me gusta el mensaje que contiene… no necesitamos mas las horas muertas… el tiempo en su sabiduria nos ayuda a despojarnos de aquello que ya no nos hara falta…
     
    Abrazos y muchas sonrisas Pepe.

  8. Soy Rita La ChuRReRa dijo:

    Hola Pepe y señora.
    A veces parece que solo se nos trae al mundo para sufrir.
    pero no nos debemos centrarnos solo en eso.
    Tambien hay pequeñas alegrias..que dependiendo de la importancia que les demos
    se pueden hacer muy grandes.
    El dolor nunca se va por supuesto.
    pero la ley de vida es aprender a seguir viviendo con ello.
    Un beso parejita y os deseo mucho amor y mucha salud
     
     

  9. Pepi dijo:

    Queridos amigos, vuestra entrada es impactante, la imagen me encanta, pero te impresiona, en cuanto al hayku, es magnifico, estás imparable, me voy a tener que poner las pilas, para al menos intentarlo. Gracias por vuestras palabras de consuelo. Y por favor no dejes los hayku. Abrazos.

  10. Aire dijo:

    Hola, ola de mar…
    Desde luego…el mejor antídoto contra la realidad, es posible que sera reinventarla. Vaya, no se si se escuchaba la canción, a mi misma no se me carga, me encanta esa melodía.
    Veo que te vas animando con los haikus, lo cierto es que cada vez te salen mejor, de veras, aún recuerdo el primero…y el que más me gustó, el del trigo.
    De veras hay horas muertas? Cuáles serán Pepe?No sé, prefiero que cada minuto que vivimos sirve para algo, incluso aquellos que aparentemente no sirven para nada, no aprovechamos para algo útil..
    Un beso, tres
    Aire

  11. Dolores dijo:

    El tiempo me enseñó el dolor del olvido, el deseo de una presencia, el frío de la soledad, pero también
    he conocido palabras maravillosas como, solidaridad, cariño, amistad, amor, y tantas otras.
    Porque entre esas cicatrices se han instalado los latidos de sentimientos que forman la melodía más
    bella, la que se puede escuchar si abrimos nuestro corazón y que se hace eterna sin principio ni final,
    sólo una vida más que nadie podrá acallar.
    No te imaginas cuánto agradezco tus palabras, en este tiempo de descanso me vinieron muy bién, me he
    emocionado mucho al leerlas, realmente dan placer, como también visitarte por aquí.
    Besos para vos y Toñi y nuevamente GRACIAS !!
    Dolores
     

  12. Neogéminis dijo:

    Sin embargo yo pienso que al crecer (de eso se trata la vida), el corazón se va enriqueciendo, tanto con los logros como con los aparentes fracasos… pero bueno, en los momentos de tristeza todo se ve gris y el corazón corre el riesgo de sentirse como el de la foto (hermosa): de piedra.
     
    Te agardeco tus palabras y tu visita.
    que tengas un buen fin de semana.
    (por aquí, lluvioso)
    Hasta cada rato.

  13. ShaO dijo:

    Parece mentira que algo que nosotros mismos hemos inventado llegue a dominarnos de esa manera, hablo del tiempo, de ese que nos araña o nos acuna dependiendo del humor. Del haiku y la foto quisiera poder decierte algo original pero es dificil acumular y encontrar una palabra para la sensación hermosa que me ha despertado. Un abrazote grande grande y que tengas un buen fin de semana 🙂

  14. Nada dijo:

    EL tiempo,ese animal blanco y bello versus ese animal negro y feo?.
    Ley de vida que a veces nos gustaría transgredir.
    El haiku es lindo,muy lindo.
    Besucos y siempre gracias¡¡¡

  15. ali dijo:

    …hay noooo esta entrada es preciosa!!!!!!!!!!! me encanta lo q dice, la imagen….nooo me gusta: MUCHO!!!!
     
    abrazote inmensos!!!! BUEN FINDE!!!!
     UN PLACER PASAR POR AQUI!!!!!
    De nuevo, me encantó!!!

  16. Normis dijo:

    Hermoso leerte Pepe  , siempre de alguna u otra manera me llegas al corazon  —
     
    un abrazo inmenso amigo , que tengas un bonito fin de semana

  17. Arena dijo:

    Impactante entrada…tanto en palabras como en imagen…
    Un abrazo..isa

  18. A dijo:

     
    Qué coincidencia!
    Esta tarde estuve escribiendo sobre esto mismo. Ley de vida.
    Aunque lo dejé a medias y todavía no lo he publicado, pero la sensación
    que he tenido al leerte ha sido curiosa…
     
    El tiempo nos carga con lastres a la vez que nos desprende de la inocencia.
    Ese es el espíritu de mi escrito.
     
    El hayku es precioso, precioso, Pepe.
     
     
    Un besito
     
    P
     

  19. Alborada dijo:

    Pepe me gusta mucho y , además, el haiku es una modalidad de poema que me encanta! Y la fotografía tb… el tiempo se lleva aquello que fue vida, nos quedan cicatrices, claro… pero maravillosos recuerdos tb…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s