CRECER

¿Porqué los seres humanos nos empeñamos en limitar nuestra propia realización y crecimiento?.

 

Cuando somos niños soñamos con ser adolescentes. Cuando somos adolescentes, nos gustaría ser adultos, cuando somos adultos, no paramos de buscar en nuestro interior al niño que se nos perdió por el camino.

 

Como si fuéramos una serpiente, nos vamos desprendiendo de camisas a medida que crecemos, se nos quedan pequeños los roles que hemos desempeñado en etapas anteriores.

 

Creo que cometemos un error. Un adolescente debería de conservar siempre algunas de las características que distinguen a un niño, como la capacidad de jugar, la necesidad de mimos y de protección, la infinita curiosidad por todo lo que nos rodea, la capacidad de sorpresa y tantas otras cosas.

 

Cuando somos adultos, se nos supone estables emocionalmente, maduros, equilibrados,

responsables, y tal vez sea cierto, pero a menudo hemos pagado por ello un altísimo precio. ¿Dónde se nos perdió la rebeldía?, ¿dónde las utopías de un mundo mejor?, ¿en qué momento nos rendimos ante los sueños ahora ya inalcanzables? ¿En qué momento dejaron de aletear las mariposas del estómago?, ¿en qué momento comenzamos a ver en la nieve únicamente nieve, en el mar simplemente mar, en la luna solamente el astro que nos ilumina por la noche?. En qué momento comenzamos a pensar que no hay nada más allá de la pura y simple realidad. 

 

Mención especial merece la asunción de los roles de género, estereotipos que las diferentes sociedades y culturas han adjudicado al hombre o a la mujer.

 

En nuestras sociedades occidentales, el hombre tradicionalmente asumió el rol de jefe del clan, fuerte, rudo, capaz de tomar decisiones, de tener empuje, incapaz de manifestar en muchas ocasiones emociones que pudieran suponer un signo de debilidad como la ternura, como la emoción, como la sensibilidad, más propio según este estereotipo, del alma femenina.

 

Cuando estos roles han comenzado a cambiar, cuando la mujer se incorpora al mercado laboral, cuando se incorpora a la universidad, cuando valora y exige en su pareja el hecho de que quiera caminar codo con codo y no un paso delante como si no tuviera obligación, en la educación de los hijos, en las tareas domésticas, en las relaciones sociales, nos encontramos con que el hombre se encuentra a menudo desorientado, perdido, sin saber muy bien como realizar esa adaptación que se espera de él.

 

En definitiva, el ser humano se empeña una y otra vez en limitar su crecimiento como persona humana.

 

Desde mi realidad de hombre adulto, me gustaría seguir teniendo la capacidad de jugar, la capacidad de sorpresa, la curiosidad de un niño, la rebeldía y la capacidad de soñar de un adolescente, la madurez, estabilidad y responsabilidad de un adulto, la ternura, la abnegación, la inmensa capacidad de amar, la sensibilidad , la capacidad de emocionarme que se le supone en mayor medida a la mujer. Me gustaría perseguir el ideal de una completa persona humana, alejado de roles, de estereotipos, de etapas de niñez. adolescencia, madurez. 

 

Pepe.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en reflexiones. Guarda el enlace permanente.

21 respuestas a CRECER

  1. Arena dijo:

    Hola Pepe buenos días,pasaba para darte las gracias por tu visita y me ha gustado las reflexiones de esta entrada.
    Estoy en la etapa adulta (bueno, casi en la tercera edad),sí ,en esa en la que busco a la niña que un día fui.Las mujeres de mi tiempo  fuimos educadas para cuidar de nuestra familia,no se esperaba otra cosa de nosotras que ser buenas amas de casa  y buenas cuidadoras de los nuestros.Las alas quedaron recortadas..,y lo malo es que algunas como en mi caso no nos dabamos cuenta que las teniamos,yo era feliz con esa ceguera impuesta.
     
    Ahora con mis hijos ya mayores ,he descubierto esa curiosidad que de joven no tuve.Creo que nunca es tarde para seguir creciendo..
    Un abrazo..isa
    Volvere a leerte 
     

  2. Carmeta dijo:

    TOC TOC TOC, SE PUEDE VENGO DEL ESPACIO DE MI AMIGA QUERIDA NADAIA PORQUE ME HA GUSTADO TU COMENTARIO,
    Y QUE SUERTE QUE HE SEGUIDO MI INUICIÓN HE LLEGADO AUN HERMOSO LUGAR Y ME HE DADO CUENTA QUE TAMBIEN HAY HOMBRES SENSIBLES Y DE GRAN CORAZÓN ASI COMO TÚ.
    UN SALUDO MUY CORDIAL Y SI ME LO PERMITES VOLVERÉ.
    POR CIERTO HAY ESTPAS DE MI VIDA QUE MEJOR NI ACORDARSE PORQUE DUELE.
    GAVIOTA

  3. Soy Rita La ChuRReRa dijo:

    En tu entrada de el 20 de Septiempbre..noté algo..al leer percibi mucha tristeza
    No se como ni por que..a veces uno se da cuenta de las cosas..sin llegar a saber bien..
    Te mando todo mi cariño para ti y tu señora
    de verdad que lo siento..eso es muy duro
    Pero hay que seguir…como se pueda
    Un beso para los dos

  4. sandra dijo:

    HOLA PEPE, SUPONGO QUE DE NIÑOS QUEREMOS SER GRANDES, PORQUE VEMOS QUE LOS MAYORES HACEN COSAS QUE A LOS CHIQUITINES LES ESTÀ VEDADO HACER. Y ASÌ NOS CONVERTIMOS EN ADOLESCENTES REBELDES CONTRA VAYA A SABER UNO QUÈ, PERO SON ETAPAS NO??? AHORA, YA DE ADULTOS, DEBERÌAMOS BREGAR POR MADURA SÌ, PERO NUNCA PERDER ESE NIÑO INTERIOR QUE NOS AYUDA A DISFRUTAR MÀS DE LAS COSAS SIMPLES DE CADA DÌA.
    FELIZ SÀBADO MI AMIGO QUERIDO. BESITOS.

  5. ven conmigo dijo:

    llevás mucha razón, antes mucha prisa por
    que el tiempo pasara, ahora quisiera ser
    un poco menos de adolescente pero…..
    Un beso y buen fin de semana
    muackssssss…..pili
    siempre un palcer de estara aqui

  6. Nada dijo:

    Hoy vengo desde mi propio yo a dejaros un besuco y…
     gracias siempre.

  7. Edilsa Cristina dijo:

    Alguien dijo una vez: "nunca es tarde para cambiar"..
    claro no es lo mismo cuando se tienen 20 años..
    donde el caràcter es màs moldeable..
    a cuando se tienen 80 años ..que ya hay una personalidad
    màs definida..pero el que quiere cambiar..cambia..
    el que desea crecer..crece..siempre es posible el cambio
    sobre todo cuando hay verdaderas ganas..
    empezamos entonces te animas?..yo me animè hace poco
    y estoy empezando a crecer..a aprender..cada dìa hay algo
    nuevo interesante..motivador..decìdete..notaràs la diferencia..
    te dejo un abrazo gigante y un beso  😉

  8. . dijo:

    Wola Pepe!!Poz fijate lo ke tiene el internet…ke cada uno puede zer lo ke kiera
    Yo madure..creo..creo jiji
    El cazo ez ke yo keria zer un pajarico..pero ezo zolo ze puede hacer aki..zi lo hacez en la caye.
    te yevan al lokero jeje!!
    Weno poz ke te dejo un bezico…ahi ando ke todavía no remonto..zera el otoño plof!!!
    me voy volando piummmm!!

  9. Eva dijo:

    Hola Pepe, cuanta razón tienes…
    pero creo que antes o despues todos nos damos cuenta e intentamos recuperar algo de lo perdido,
    que no es nada imposible, otros nunca dejamos al niño que fuimos y tambien pagamos el precio alguna vez.
    equilibrio,
    es la palabra,
    pero el cómo es lo dificil, crecer es lo dificil.
    gracias por tus visitas y tus comentarios que siempre me aportan mucho y me saben a poco,
    un fuerte abrazo.

  10. A dijo:

     
    No sé si será cuestión de educación, pero normalmente las barreras
    es verdad que nos las levantamos nosotros.
    La influencia de lo que tenemos alrededor la tomamos como modelo
    para nosotros, cuando cada uno debería ser modelo de si mismo.
    Espero no perder cosas por el camino, al menos las cosas que van
    dentro, ya que la juventud se encuentra ahí con toda la rebeldía y
    las ganas que conlleva.
     
    No será que todo nos lo dan hecho?
    Y que somos perezosos?
     
     
    Un beso
     
    P
     

  11. Verónica dijo:

     Ay Pepe…qué cierto lo que planteás. Creo que cuando llegamos a adultos las obligaciones y responsabilidades nos invaden, y si tenemos un poco de sensatez,nos dejamos invadir, casi con resignación.
     Con abnegación nos trepamos al nuevo rol …y asi vivimos, recordando viejas "primaveras"…Lo bueno es que siempre hay un motivo para seguir soñando, aunque los sueños disten de ser como aquellos y también de ser alcanzados.
     Algunos, como yo, que tenemos niños pequeños, disimulamos  tras nuestro rol de padres y personas"maduras"…y volvemos de  a ratitos a la infancia.Sentimos el vértigo al subirnos a un carrousel…nos enchastramos con barro y arena jugando …amasamos galletas con forma de pez…y les pintamos ojitos!…contamos huellas de "camello" todos los 7 de enero….
     Eso, Pepe…creo que si bien, los roles cambian y junto con ello cambia la visión de las cosas, y las actitudes frente a los sucesos…tendríamos que saber retomar, cuando haga falta, aquellas pequeñas-grandes cosas que nos hacían sonreír…y nunca, pero nunca dejar de soñar. Un cariño inmenso desde la primaveral Buenos Aires.Vero

  12. ShaO dijo:

    Acabo de pasar por el rincón de Nadaia que también se pregunta dónde fuimos perdiéndonos y te digo lo mismo que a ella, que todo está ahí, simplemente vamos poniendo capas y capas como una cebolla pero el corazón sigue guardando, solo hay que mirar desde el ángulo adecuado, al menos me gusta seguir pensando que es así, posible.
    Un abrazote 🙂

  13. NORHA E. dijo:

    Nunca supe cuando creci realmente… o quiza no he crecido?
    Aun me dejo sorprender por el arco iris y sigo soñando y saltando… aunque mi cuerpo de adulto me recuerde que ya no lo hago como cuando chica.
    Crecer no significa dejar de vivir intensamente, eso sucede cuando para ser, nos urge tener… es ahi cuando olvidamos lo simple y hermoso de seguir siendo… 
     
    Abrazos y sonrisas Pepe, me encanto leerte

  14. Gloria. dijo:

    Pepe… hoy  te diria que no es mi mejor dia para hacer comentarios pero, el tema es serio y merece el esfuerzo por mi parte. Cómo has leido mi entrada … sé que sabes en que momento me encuentro, es decir , no me hagas mucho caso. Soy, yo creo que de nacimiento,una rebelde nata. Si no hubiesemos perdido nada de lo que tú añoras, no estariamos escribiendo "casi" ninguno de nosotros. Claro que buscamos  ser mejores , alcanzar lo que no tenemos en el momento; la adolescencia, la madurez, la cosciencia … todo lo que nos dicen que nos abrira las puertas al conocimiento, en definitiva. Lo malo es que una vez alcanzado… nos gustaria no haber cruzado el umbral y haber conocido de forma tan tremenda el dolor que todo eso arrastra. ¿ cierto? Yo guardo , muy en secreto, la parte que me queda de inocente niña… me da miedo ser descubierta ; los adultos pegan fuerte y  suelen llamarte y tratarte como estupida.
    Mejor te dejo un beso, os dejo un beso, y mañana vuelvo.

  15. Pepi dijo:

    Es muy interesante todo lo que planteas. Lo de los roles mejor lo dejamos, porque no creo en ellos, Cada persona es un mundo y dentro de ese mundo hay miles de roles y sino que le pregunten al ama de casa ¿cuantos roles tiene a lo largo del día? Pero me quedo con el pensamiento de Aire porque lo comparto totalmente. Si tu quieres puedes seguir siendo el niño que fuiste, no pierdas nunca tu capacidad de soñar, es importante que la tengas siempre a tu lado. Disfruta de la nieve cuando venga, y del mar si estás en la playa. Estoy segura que no has perdido para nada tu capacidad de sorpresa. Cada día la vida nos sorprende con algo nuevo, sé curioso y olvida la rutina. Un abrazo de alguien que se niega a perder sus sueños.

  16. Aire dijo:

    Hola..ola de mar..Pienso que poseemos en nosotros todas las edades vividas,sólo q nos olvidamos de algunas. Pero esa magia está siempre con nosotros. Te diré q me siento sin edad,sin rol,sin posición..q puedo tener todo lo vivido y aún así,seguir emocionandóne con la nieve y la lluvia y el sol y mis manos y cada textura del mundo. Es sólo saber que siendo nada,somos todo. Un beso. Aire

  17. Normis dijo:

    Espectacular Pepe , es un placer venir a reflexionar a tu casita  y lo ideal seria guardar un cachito de cada etapa de la vida , no dar todo por cerrado , de lo que tenemos para emocionarnos guardarlo y aprender a conjugar , de a poquito ojala todos aprenderiamos la leccion , hay cosas que no deberiamos olvidar ….
     un abrazo inmenso amigo !!!!
    Normis 

  18. Nada dijo:

    Parece ue nos hemos puesto de acuerdo con respecto a la 2madurez"y los sueños negados o perdidos.
    Sí,en qué momento?Esa es la pregunta.Deberíamos no dar tanto crédito a la sociedad que marca con  etiquetas lo que debemos ser,hacer y pensar.Pero siempre quédará la rebeldía del transgresor,afortunadamente¡¡
    Besos
    Nadaia

  19. . dijo:

     
    Lo has descrito muy bien. Somos personas, queremos ser personas completas, reuniendo dentro de nosotros todas las buenas características de las etapas por las que hemos pasado.
    Los roles, los tópicos, los estereotipos, las generalizaciones no hacen bien a nadie. Son simples prejuicios sobre las cosas.
    Vivir consiste en asombrarse cada día ante las mismas cosas de ayer. No perder la capacidad de asombro es una de las cosas más difíciles de esta vida.
     
    Que siga siendo todo el mundo el niño que fue, el adolescente que creció y el adultó que no perdió nada por el camino.
     
    Un cálido abrazo.

  20. ali dijo:

    Es excelente esta entrada, estoy tan de acuerdo…es tan rico ser TODO, TODO JUNTO…esa capacidad de soñar, de asombrarnos de seguir creyendo , tan puras, esas gans, e ilusiones, ese enamoramiento….sin restringirnos…ni limitarnos…
    ME ENCANTÓ ESTA ENTRADA, COINCIDO TOTALMENTE!!!
    GRACIAS POR COMPARTIR!!!
    ABRAZOTES, A LOS DOS, MUCHOS!!!!
     
    Ali

  21. Alborada dijo:

    Suscribo tu reflexión y además… cuando sabes qué quieres ser es cuando estás más cerca de conseguirlo! Un abrazo con cariño para los dos! Montse

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s