A mi hijo Sergio (6 de Octubre de 2007)

Quiero compartir hoy con vosotros, la poesía que más trabajo me ha costado construir en toda mi vida. Está dedicada a mi hijo Sergio y ha sido una lucha titánica contra mí mismo. No me salían las palabras y las que han salido, son pobres y no consiguen expresar todo lo que mi corazón siente. No soy poeta y en esta ocasión siento una rabia tremenda y una frustración enorme por no serlo.  La poesía por tanto, no es nada buena, pero siempre he sentido que se la debía y he querido hacerla.

 

En ella he querido reflejar la lucha entre la parte de mí, racional y lógica que sabe que no hay nada tras la puerta, y la parte que se niega a perderlo y quiere tenerlo vivo aquí, entre nosotros, como si nada hubiera sucedido, o bien al otro lado en una especie de plano distinto, superior y placentero, donde quisiera creer que vive enamorado y enamorando o, como digo en el poema libando el néctar de  nuevas primaveras.

 

He querido igualmente que estuviera en ella con nombre y apellidos, con personalidad propia, impregnada de el por todos lados, y, aunque me ha limitado y obligado bastante, no podía ser de otra manera.

 

 

 

Va por ti, y perdóname si puedes por expresar tan torpemente todo lo que siento.

 

 

Sergio Arrabal Hidalgo (mi hijo)

 

 

S iento latir tu corazón, dentro del mío,

E stúpida ilusión, vana quimera.

R eloj con manecillas paradas en su esfera,

G irando sigue en mi necio desvarío.

 

I nsisto en verte vivo en mi locura,

O lvidando que tu cuerpo ya no siente.

A donde habrá marchado tu hermosura,

R ota ya en el recuerdo tras tu muerte.

 

R etenerte quisiera para siempre,

A mi lado,  mi niño, mi ventura.

B esarte y abrazarte con ternura,

A lejandote del brazo de la muerte.

 

L oco necio, estupido chiflado.

H asta cuando el deseo de tenerte

I gnorará que tu ya te has marchado

D ejándonos hundidos para siempre.

 

A leteará tu espiritu, de eterno enamorado,

L ibando el néctar de nuevas primaveras.

G eneroso y  gentil, gozando ilusionado,

O tra vida, otro lugar, de otra manera.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en rincon de poesía. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a A mi hijo Sergio (6 de Octubre de 2007)

  1. LOLA ARROYO FRAILE dijo:

    Fui su compañera de clase en Sansueña. Me he enterado tarde de lo ocurrido y hacía mucho que no nos veíamos, casi desde el fin de COU o tal vez otro año después, puede que por eso las únicas imágenes que me vienen a la memoria son muy felices: Sergio y yo, sentados en la última fila, en un microespacio ajenos a la clase, haciendo bromas, comentando sus dibujos (estaba segura de que acabaría siendo publicista y en sus ratos libres dibujante de cómics, no conozco a nadie que se le diese tan bien…..). De repente levantaba la mano y comentaba algo sobre el tema que se estaba hablando en clase..¡¡era incríble, parecía que no escuchaba y estaba en ambos sitios a la vez!!!!! Yo me quedaba sin palabras y luego me reía…..era muy inteligente, mucho. Y divertido. Y tierno.
    Es mi reflexión como compañera de clase y ex-chica de instituto, como madre prefiero no imaginar el dolor. Le mando un beso a él y a su familia.

  2. Gloria. dijo:

    Pepe………………
    Podria decirte, cientos de torpes palabras, que en nada representarian el dolor que en este momento comparto con vosotros. Soy madre de cinco vidas…. ¿ qué más puedo decirte?
    Deja, que en este dia , os piense con el corazón.
    Mi abrazo más fuerte y sincero.

  3. Francisco J. dijo:

    * Bajo
     
    Bajo la nata flotante circunscrita
    al torpe labrado curvo
    de esta taza made in china,
    reposa líquido, olvidando
    el repicar de la cuchara,
    tu nombre, tu rostro,
    tu palabra,
    Sergio.
     
     

  4. Esther dijo:

    Bueno, estaba cantado que lloraria y así ha sido….pero quiero decirte que sé que tienes mucho mucho más ahí "adentro" pero que duele sacarlo y fijate que esto lo dice una amiga…asi que vosotros como sus padres que sois…ya me dirás…Quiero decirte que es muy reconfortante pensar que está en una especie de paraiso desde donde nos ve y nos cuida en cierto modo….hasta incluso se puede hartar de reir él también al ver las cosas que hacemos o decimos recondandole…
    Le echamos muchisimo de menos, es inevitable y muy jodido…porque a veces ves que no avanzas que hay dias que no lo aguantas, que no puedes tirar adelante con nada….pero es nuestra parte egoista, pienso yo, que nos recuerda lo mal que estamos  por no tenerle aqui con nosotros y no nos deja pensar en miles de cosas  y personas que si que tenemos y que están ahí….
    No me enrrollo mas, solo decirte que espero que sigas escribiendo estas cosas tan chulas aunque llore….pero es buena señal, te lo aseguro…
    Muchas gracias por todo….
    OS quiero mucho
    Esther

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s